ENTREGA PREMIOS CRIS CASSI






El pasado miércoles no celebramos nuestra habitual tertulia, y es que en esta ocasión nos reunimos para asistir a la entrega de premios del II Concurso de Relato Corto Libros de Cris Cassi, dado que cinco de los doce cuento seleccionados habían sido escritos por integrantes del Colectivo Tirarse al Folio, así que no podíamos faltar al evento.
Al igual que en la edición anterior, que resultó ganador nuestro compañero Federico Fayerman, la cita era la sala de música del Centro Cultural de Conde Duque.

 Cris Cassi abríó el acto y explicó lo que le motiva para convocar un año más estos premios, como acto literario y llevada por su amor a los libros. Después algunos de los asistentes, elegidos por la convocante entre los asistente explicaron lo que significaban en su vida los libros. 



Seguidamente anunció el nombre de los seleccionados:
Alejandro de Diego Martín
Deisy Mesías García
Alberto MD
Gabriel Ávila González 
Graziela Ugarte Muñoz 
Vanessa GV
Federico Fayerman Martínez
María Begoña Peña Boyero 
Celia Muñoz De Unzúe
Sonia Jaru Mines Campos
Anne Redheart
Laura Ruiz Urbán
Y dio paso a la lectura de los doce relatos seleccionados por su autores o por las personas designadas por los mismo al no poder acudir al acto por no encontrarse en Madrid.

Comenzó nuestra compañera Begoña de Antonio leyendo el cuento "Buscadme" de Alejandro de Diego, que en esos momentos se encontraba haciendo el Camino de Santiago, buscando inspiración, suponemos.


Tras él, una de las personas encargadas de leer los cuentos de los que no pudieron asistir al acto, leyó el de Deisy Mesías, que aunque confirmó su asistencia indicando que se retrasaría no había llegado aún.


Después fueron los relatos de Alberto MD y Gabriel Ávila González.
 
A continuación Graziela Ugarte nos contó "un regalo especial", que según comentó Cris Cassi, este cuento le había emocionado las dos veces que lo había leído.



Le tocó el turno aVanesa GV y tras ella nuestro compañero,

Federico Fayerman Martínez, , con su profunda voz leyó su cuento, de original y sugerente título "El libro" y con un final redondo y sorprendente.




Al terminar Federico la siguiente en intervenir fue también una "tafiana", concretamente nuestra más reciente incorporación:



María Begoña Peña Boyero, que nos obsequió con una relajada y conmovedora lectura de "Mis libros", trasladándonos a su niñez.








Siguieron otros lectores y otros cuentos.



Así llegamos a Celia Muñoz De Unzúe,  también  seleccionada por su cuento "Noches mágicas", Como no podía leer, pese a estar presente, dado que padece problamas de visión, delegó en Pilar Ugarte su lectura.

Después se leyeron los relatos que faltaban de 
Sonia Jaru Mines Campos
Anne Redheart

Laura Ruiz Urbán


Cris Cassi comentó al finalizar las lecturas que aún no tenía el ganador del concurso, pues había muchos cuentos que le gustaban y le costaba decidirse, así que sobre la marcha optó elegir a los cuatro finalistas:
Deisy Mesias
Gabriel Ávila
Graziela Ugarte y
Celia Muñoz de Unzúe. 

Argumentó brevemente los motivos que le llevaron a este elección, dirigiéndose a cada uno de los finalistas.





Finalmente anunció el fallo del concurso, concediendo el premio a Celia Muñoz de Unzúe.








Fue el momento más emotivo de la velada, pues no solo la convocante se mostró claramente emocionada, sino que muchos de los asistente también estaban conmovidos.









NUESTRAS FELICITACIONES PARA NUESTRA COMPAÑERA CELIA, UN EJEMPLO PARA TODOS NOSOTROS, PUES CON 93 AÑOS Y GRANDES DIFICULTADES DE VISIÓN SIGUE ESCRIBIENDO UN CUENTO TODAS LAS SEMANAS.



Enlace al vídeo de Cris Cassi del acto.
https://www.youtube.com/watch?v=DUuuu1FxOOM



EDUARDO MENDOZA- PREMIO CERVANTES 2017






Eduardo Mendoza, el escritor serio más divertido de la literatura española, había levantado expectación en torno al discurso que iba a  pronunciar en El Paraninfo de Alcalá de Henares durante la ceremonia de entrega del Premio Cervantes



A su llegada a la universidad dijo haber traído a la familia para que le criticasen y a los amigos, para que le hicieran la ola. 
Tras la presentación del ministro de Cultura, Íñigo Méndez de Vigo, el autor inició su intervención diciendo: "No creo equivocarme si digo que la posición que ocupo es envidiable para todo el mundo menos para mí", bromeó. "Un premio de esta importancia no es fácil de asimilar sin orgullo ni modestia. No peco de insincero si digo que nunca creí recibirlo",y se lanzó a recordar las cuatro veces que ha leído el Quijote de cabo a rabo.

La primera, dijo, fue por obligación del hermano Anselmo en el curso de 1959-1960, durante el curso de Lengua y Literatura. Por entonces ya sabía que quería escribir. “Las vocaciones tempranas”, aclaró, “son árboles con muchas hojas, poco tronco y ninguna raíz”.

La segunda vez fue, “lo que en tiempos de Cervantes se llamaba bachiller, quizá un licenciado, lo que hoy se llama un joven cualificado, y lo que en todas las épocas se ha llamado un tonto”. Al instante se identificó con el Caballero de la Triste Figura en cuanto ser de “idealismo desencaminado”. “Un héroe épico”, explicó, “se vuelve un pelma cuando ya ha hecho lo suyo. En cambio, un héroe trágico nunca deja de ser un héroe, porque es un héroe que se equivoca. Y en eso a don Quijote, como a mí, no nos ganaba nadie”

Si en la tercera lectura, que ya tenía de cierto éxito literario, fue el humor lo que cautivo al autor de Sin noticias de Gurb, en la cuarta, realizada hace solo unos meses con motivo del premio que recibía hoy, la pregunta que le asaltó fue la más sencilla: ¿está loco don Quijote?  “Mi conclusión”, dijo, “es que don Quijote está realmente loco, pero sabe que lo está, y también sabe que los demás están cuerdos y, en consecuencia, le dejarán hacer cualquier disparate que le pase por la cabeza”. Y añadió: “Es justo lo contrario de lo que me ocurre a mí. Yo creo ser un modelo de sensatez y creo que los demás están como una regadera, y por este motivo vivo perplejo, atemorizado y descontento de cómo va el mundo”.

"Vivimos un cambio radical que afecta al conocimiento a la cultura, a las relaciones humanas, en definitiva, a nuestra manera de estar en el mundo. Pero al decir esto no pretendo ser alarmista. Este cambio está ahí, pero no tiene por qué ser nocivo, ni brusco, ni traumático".

El protagonista de la ceremonia se despidió mostrando su "profunda gratitud y alegría" y prometió seguir siendo lo que siempre ha sido: "Eduardo Mendoza, de profesión sus labores". 



Este viernes, en la noche de los libros, Mendoza a partir de las 18:00 horas, inaugurará la Lectura Continuada del Quijote en el Círculo de Bellas Artes.

PINCELADAS Y TRAZOS: RETORNO A LA BELLEZA FUNDACIÓN MAPFRE




Retorno a la belleza
Obras maestras del arte italiano de entreguerras

Tras la Gran Guerra, se propuso en casi toda Europa una vuelta al orden, un retorno a la seguridad y serenidad propias del clasicismo. En Italia los artistas abogaron por un regreso al pasado histórico en el que la belleza era el eje central de sus creaciones. Algunas de las más destacadas conforman esta exposición.


Retorno a la Belleza se centra en los artistas italianos de las primeras décadas del siglo XX que vuelven su mirada a la belleza y la armonía de la tradición clásica.

Su admiración por el pasado fue más allá, y pintores como De Chirico, Carrá, Morandi, Casorati, Donghi y otros coetáneos supieron extraer del clasicismo una figuración renovada e imaginativa. 


 





Además de la belleza las obras realizadas por estos artistas que abogaron por una vuelta al pasado contaban con otras cualidades necesarias y entonces ausentes: el equilibrio, el sosiego y la eternidad.




En esa búsqueda retomaron la temática y el sentido de la composición propio de la Antigüedad y del Renacimiento; también incluyeron la solemnidad del gesto y el idilio con la naturaleza.



Tras la Gran Guerra, el arte vuelve a buscar un asiento cómodo en el que volver a la tradición, una vuelta al orden y los géneros olvidados vuelven a resurgir, retrato, paisaje rural y urbano o naturaleza muerta. 







También
desnudos y retratos junto a motivos de claro valor simbólico y alegórico como la maternidad, la infancia, las edades de la vida o momentos cotidianos y populares, se vuelven a reinterpretar con un lenguaje moderno siempre atento a la lección de los maestros del pasado y con la belleza como horizonte.

 
















La exposición reúne un total de 100 obras de los autores más representativos de este periodo, tanto los pintores metafísicos: Giorgio de Chirico y su hermano, Alberto Savinio, Carlo Carrà, Filippo de Pisis o Giorgio Morandi, como los del grupo Novecento: Mario Sironi, Leonardo Dudreville, Achille Funi, Anselmo Bucci, Ubaldo Oppi, Piero Marussig o Gian Emilio Malerba, junto a todos los artistas que entrarían dentro de la corriente del realismo, entre otros.


 Se podrá visitar en la Fundación Mapfre hasta el 4 de Junio.