PRESENTACIÓN EN MADRID DE ¡AY, QUÉ TONTOS ESTAMOS!

 Todo estaba a punto para empezar. 
Los componentes de TAF al completo.
El aforo del salón de actos superado con creces por los asistentes que tuvieron a bien acompañarnos.



Trascurridos los protocolarios diez minutos de cortesía, Lui Antonioli, presidente saliente del Colectivo Literario, abrió el acto.
Tras saludar a los asistentes y agradecer su presencia, explicó la temática del libro y cómo se había gestado el título, que en realidad nació de forma puramente casual.




 Seguidamente presentó a Jesús Urceloy, poeta y escritor que ha prologado la obra, y también ha incluido un cuento suyo en "¡Ay, qué tontos estamos!"

Urceloy hizo una semblanza del colectivo y comentó los elementos fundamentales que debe tener un relato: naturalidad, visibilidad, continuidad y personalidad, explicando su importancia para el lector, y resaltando que los relatos del libro cumplen con estos requisitos. Siguió enumerando alguno de los méritos y características de cada autor. Invitó a los asistentes a escuchar la lectura de los cuentos con los ojos cerrados para meterse de lleno en la historia. Finalizó su intervención con un comentario irónico y acabó diciendo que: "No estamos tontos..., los tontos serán los otros".


A continuación tomó la palabra Carmen Arranz, presidente actual de TAF, para presentar a Juan Rodríguez, el nuevo componente del grupo que durante todo el acto estuvo tras la cámara, pues en esta ocasión y gracias a él se iba a grabar. 
Se refirió también a Pilar Martín, que ha escrito la contraportada del libro, aunque no incluye en el mismo ningún cuento y, además, sería la encargada de las imágenes que darían paso a los escritores ilustrando las lecturas, proyectadas en la gran pantalla de la sala. 











Pilar Ugarte fue la primera en salir, y rompió el hielo leyendo un fragmento de su cuento "La herencia",que nos dejó a todos con ganas de escuchar más. 


Seguidamente intervino Cruz Cartas, con un entrañable

recuerdo "Por un puñado de céntimos", cargado de imágenes

 que nos trasladaron a otra época.
 



 Tras ella subió a la tarima Alejandro de Diego, que con su habitual jovialidad nos contó una anécdota de su pueblo, que sirvió de introducción para su cuento "Senectud". 












Se hizo una pausa en las lecturas para escuchar una pieza de  música a cargo de Iñaki y su acordeón, que eligió una original fusión de tango y habanera.  





Begoña de Antonio, con su sensibilidad y emoción contenida nos leyó "En el hospital", una historia cargada de dramatismo que impresionó al publico.





Siguiendo con las lecturas fue Marisol Mariño; con voz pausada y su natural dulzura nos ofreció un fragmento de "Mirar puede ser peligroso", aunque nos dejó con la intriga al terminar antes de que descubriéramos el peligro.


Iñaki Ferreras, haciendo referencia a la etapa actual, quiso leernos un cuento titulado "Urticaria", que a todos no produjo cierta sensación de picor en la piel.



Luego le tocó el turno a la secretaria de TAF, Graziela Ugarte, que leyó parte de un cuento relacionado con la etapa de la infancia, "Nuestra casa" que nos habla de una niña muy especial.


Continuó  Celia Muñoz de Unzúe, tan aficionada a la crónica del tiempo, que explicó que debido a un problema en la vista, su parte la leería Pilar Martín, y aprovechó su turno para agradecer al nutrido público que nos acompañaba su asistencia, diciendo que ellos nos animaban a seguir escribiendo y que esperaba que el próximo año volviéramos a encontrarnos. 


Pilar Martín leyó por ella el cuento titulado "Los Amigos".


Otro momento musical para amenizar el acto a cargo de Iñaki Ferreras.



F.J. Fayerman, el rey de las 

descripciones, según Urceloy,  nos 

contó la conmovedora historia de un 

abuelo en "Cambio de planes".










El acto iba llegando a su fin y Lui Antonioli, "la reina de los milagros, de los pequeños misterios", nos leyó "La espesura del crisantemo" y cedió la palabra a la Presidente, Carmen Arranz.



Carmen, por su parte, supo poner el broche de oro al acto y para cerrarlo eligió un cuento en clave de humor, tan habitual en ella y necesario en nuestros días, llamado "La llegada", relacionado con la primera edad, y con voz de neonato supo arrancar más de una carcajada de la audiencia que llenaba la sala. 



Después de esta última lectura, Iñaki Ferreras interpretó una conocida canción de amor, para celebrar la primavera recién estrenada, y dar por concluídas sus actuaciones.



Cerró el acto Lui Antonioli, agradeciendo la presencia de Jesús Urceloy y la numerosa asistencia de amigos, familiares y colegas que abarrotaron el salón de la Biblioteca. Y se despidió hasta la próxima.






  

* Además, este año, nuestro compañero Juan Rodríguez López ha hecho un buen trabajo y tenemos grabado en vídeo todo el acto. Pronto os daremos el enlace para que los que queráis podáis verlo sin perder detalle.





 

1 comentarios:

ARVIKIS dijo...

Un acto muy agradable, estoy leyendo el libro y me gusta. Como el buen vino TAF cada vez, deja el listón más alto. Enhorabuena amigos, y adelante. Mención especial a Iñaki y su acordeón, ya un clásico en las presentaciones de TAF. Un abrazo.
Javier B.